Mobile Menu - OpenMobile Menu - Closed

Connect

Congresswoman Jenniffer González-Colón

Representing Puerto Rico

Jennifer González: "Yo no voy a enganchar los guantes"

March 17, 2017
In The News

La comisionada residente en Washington asegura que logrará los fondos de salud para Puerto Rico, al tiempo que un nuevo recorte federal asoma en Vivienda, EPA y otras agencias con injerencia en la isla

Dos meses y medio después de la juramentación de Jenniffer González como la primera mujer comisionada residente de Puerto Rico en Washington, son más los retos que se asoman en la lista de asuntos por atender.

Eso, sin embargo, no ha desalentado a González, quien aseguró en entrevista con Metro que “aquí el elemento más importante es que, al no tener el poder político de poder votar en el hemiciclo, tener dos senadores, obviamente el juego es mucho más difícil para la isla”

González está consciente que, además de la crisis de salud y un aumento de $54 mil millones en el gasto militar que propondrá el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habrá dramáticos recortes en varias agencias federales. Principalmente, se verá impactado el Departamento de Estado federal, la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) y el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, por sus siglas en inglés). 

En el HUD, el recorte que se anticipa podría alcanzar un 14 por ciento del presupuesto total, es decir, alrededor de $6.2 mil millones menos. Se prevé que la reducción impactará las asignaciones federales de la agencia a Puerto Rico, aunque al momento se desconoce de cuánto podría ser ese impacto. 

“Hemos pedido una reunión con el secretario Carson. Debemos estar en las próximas semanas finiquitando la misma”, aseguró González. “Sí estuve trabajando con el que había sido el director regional y tengo reuniones pendientes en la isla con la estructura regional de HUD”, añadió. 

A nivel de Estados Unidos, Puerto Rico ocupa el segundo lugar en términos de asistencia pública de Vivienda, superado solamente por Nueva York

La comisionada dijo que, una vez se reúna con los funcionarios federales del HUD y tenga los detalles sobre el impacto que podría tener para la isla esa reducción de fondos de Vivienda federal, concretará una reunión con el secretario de Vivienda en Puerto Rico.

También se prevén recortes de hasta un 31 por ciento de los fondos de la EPA. Tampoco se conocen en este caso cómo los recortes estarían impactando directamente a las jurisdicciones estatales y territoriales.

“Cuando se van a ver estas cosas, hay que verlas también en el contexto de que nosotros no tenemos ni colegio electoral, ni tenemos cinco congresistas con derecho al voto, ni dos senadores. Así que tenemos una limitación política porque no tenemos voto. Eso cambiaría mucho si tuviéramos ese poder político”, expresó la comisionada.

En plena lucha inclusión de Puerto Rico en fondos de salud

Por otro lado, el reloj corre en contra para Puerto Rico respecto a los fondos de salud. La discusión del American Health Care Act para sustituir el Affordable Care Act (Obamacare) avanza en la Cámara de Representantes —donde la medida podría llevarse a votación la próxima semana—, pero un Senado dividido casi al 50 por ciento y con republicanos descontentos con el proyecto promete colgar la medida a menos que se le realicen importantes cambios.

Dentro de esos cambios podría incluirse alguna enmienda que incorpore a Puerto Rico en el proyecto, algo que todavía no ha sucedido. A menos que se logre una extensión o asignación de fondos, el Departamento de Salud de la isla dejaría de recibir los fondos adicionales de Medicaid que proveyó el Obamacare. Se trata de unos $6,400 millones que Puerto Rico utilizó a razón de $1,200 por año y que debieron rendir hasta el 2019, pero que actualmente cubriría hasta finales de 2017.

“Nosotros somos ciudadanos americanos. Hay 3.4 millones de ciudadanos americanos en la isla, donde lo único que nos diferencia es vivir en el territorio. Así que, si este es el American Health Care Act como se llama, pues tiene que incluir a todos los ciudadanos americanos, y este proyecto como está no los incluye”, puntualizó González.

La comisionada aseguró que agotará “todos los mecanismos” a su alcance para lograr insertar enmiendas que incluyan a Puerto Rico en la medida de salud. “Yo no voy a enganchar los guantes”, afirmó. “Sobre eso yo todavía estoy trabajando con algunos colegas de mayoría y tengo reuniones pendientes con presidentes de comisiones”.

González dijo que en su reunión con el presidente de la Cámara, Paul Ryan, el líder congresional le indicó que buscará incorporar a Puerto Rico en “otra de las medidas legislativas” que se discuten ahora mismo en el Capitolio federal, que allegarían fondos de salud a la isla.

Esos proyectos son el ómnibus presupuestario, que tiene fecha de expiración el 28 de abril, y el proyecto SHIP, que es el Medicaid de niños y familias.

Hace llamado a la Junta de Control Fiscal

Jenniffer González envió esta semana una carta a todos los miembros de la Junta de Control Fiscal exigiéndoles que cumplan “con su propósito principal de ayudar a Puerto Rico a balancear su presupuesto”, asesorando al presidente de Estados Unidos y al Congreso sobre la urgencia de reemplazar los fondos federales dirigidos a atender la salud de los residentes de bajos ingresos en la isla. 

La comisionada señaló que el ente que creó el Congreso y el presidente de Estados Unidos no ha emitido todavía una comunicación al Gobierno federal, algo que consideró imperativo “porque hay un elemento de credibilidad aquí”. En reconocimiento al poder que posee la Junta sobre Puerto Rico, González dijo que “no es lo mismo que yo esté pidiendo los fondos, que el Gobierno los esté pidiendo, cuando ellos (Congreso) están pendientes de si la reforma fiscal que tiene que darse en Puerto Rico se está dando o no”.

Ademas, la comisionada aseguró que la Junta tiene la responsabilidad de manejar las finanzas de la isla y de buscar incentivar el desarrollo económico, “eso es lo que dice la ley que los crea”.

“El que la propia Junta pueda dar fe de que esos fondos son indispensables para mantener el sistema de salud y que más de 470 mil vidas no se queden sin cubierta médica es decisivo”, afirmó.