Comisionada Residente subraya importancia en la economía de la flexibilización de las reglas de carga aérea

April 30, 2020
Press Release

Washington, D.C.- La concesión de flexibilizar las reglas de carga aérea para Puerto Rico por parte del Departamento de Transportación federal (DOT), crea una nueva forma de hacer negocios en la isla que se convertirá en una importante herramienta de desarrollo económico, subrayó la comisionada residente, Jenniffer González Colón, quien trabajó está posibilidad desde el 2017 siendo parte de su propuesta de trabajo para la capital federal.


“La conversión de Puerto Rico como el primer “hub” aéreo del Caribe significa un importante posicionamiento a nivel internacional de nuestros aeropuertos, de por sí inyectará más fondos a la economía de la isla, además que sirve de complemento a legislación federal que he radicado para crear un ambiente más atractivo para la inversión y establecimientos de manufactureras y por consiguiente la creación de más empleos”, explicó la comisionada residente.


Puerto Rico recibe cerca de 80,000 libas de carga aérea diariamente en el aeropuerto Luis Muñoz Marín; en la isla operan 1,730 empresas que aportan sobre el 57% del ingreso bruto ajustado de Puerto Rico, la mayoría son de manufactura, farmacéuticas y de confección de equipo médico.


La comisionada comentó que Puerto Rico no ha podido expandir su rentabilidad porque compite contra países como Colombia y República Dominicana en las rutas aéreas.


Al poder ahora ser la isla un “hub” de carga aérea, permitirá tener más carga y pasajeros internacionales y poder transferir a Estados Unidos; ayudando a tener mas flujo de materiales en la isla y poderlos exportar internacionalmente.  


También se posicionarían los aeropuertos internacionales de la isla: Luis Muñoz Marín (SJU) en Carolina, Rafael Hernández (BQN) en Aguadilla y Mercedita (PSE) en Ponce, en términos de América del sur y América Latina con los Estados Unidos.


La comisionada destacó que este logro fue ejemplo de unión de voluntades entre el sector público y privado, entre los que destacó a Jerónimo Lectora, al exgobernador Ricardo Rosselló quien acogió la propuesta y delegó en el secretario del Departamento de Desarrollo Económico, Manuel Laboy, liderar los esfuerzo a nivel estatal y que luego la gobernadora Wanda Vázquez continuó.


Así como al representante Tony Soto, a la Cámara de Representantes y al Senado de Puerto Rico por el respaldo legislativo a esta iniciativa. Al igual que al sector privado:  la Asociación de Industriales, Cámara de Comercio, a l empresario Enrique “Kike” Cruz, Coalición del Sector Privado y al exllegislador Héctor Ferrer, q.e.p.d., quien durante la campaña hacia la comisaría residente, compartió con González Colón el interés por esta propuesta.


El 6 de febrero de 2017 la comisionada residente envió una carta a la secretaria del DOT, Elaine Chao, abogando por que se flexibilizaran las reglas de carga aérea para Puerto Rico. El 31 de julio de 2017, la comisionada radicó el HR 3472 Puerto Rico Air Cargo Industry Empowerment Act, para agregar a Puerto Rico a la Enmienda Stevens, que ha sido transformadora para la comunidad de Anchorage y el estado de Alaska en general.


El 22 de agosto de 2017, González Colón, se reunió con representantes del gobierno y el sector privado para discutir la expansión del acceso de la carga aérea como un mecanismo de desarrollo económico para Puerto Rico.


La comisionada residente presentó el 26 de abril de 2018 la enmienda 564 al HR 4, para que  la Oficina de Contraloría General (GAO, por sus siglas en inglés), haga el estudio de carga aérea, donde se evaluaría el potencial de Puerto Rico como centro de transbordo aéreo y obtener recomendaciones sobre cómo lograr ese potencial.  El HR 4 se convirtió en la Ley Pública 115- 254, Ley para la Reautorización de la Administración Federal de Aviación.
Para este nuevo Congreso, el 26 de abril de 2019, la comisionada volvió a radicar legislación para convertir a Puerto Rico en un “hub” de carga aérea, HR 2357 Puerto Rico Air Cargo Industry Empowerment Act. Con tan solo añadir "Puerto Rico" después de "Alaska" a la enmienda Stevens aprobada en el 2003, la isla gozaría de flexibilidad en las regulaciones de transporte aéreo.


El 7 de junio de 2019 el Gobierno de Puerto Rico envió una petición formal al DOT para que flexibilicen las reglas de carga aérea.


El 3 de febrero de 2020, González Colón convocó a representantes del gobierno y del sector privado en su oficina para dar seguimiento a las gestiones de carga aérea. El 19 de febrero de 2020 el Departamento de Transporte de los Estados Unidos (DOT) otorgó tentativamente la solicitud del gobierno de Puerto Rico para otorgar a los transportistas aéreos extranjeros cierta flexibilidad de transferencia de carga y pasajeros en los aeropuertos internacionales de Puerto Rico.  



El 29 de abril de 2020- el Departamento de Transportación de los Estados Unidos emitió la notificación final de flexibilizar las reglas de carga aérea por dos años.