Jenniffer González resalta su proyecto de estatus como el único compatible con la Constitución

June 16, 2021
Press Release

Washington, D.C.-El Comité de Recursos Naturales tiene su segunda vista sobre el estatus de Puerto Rico, donde la comisionada residente, Jenniffer González Colón, resaltó que su medida, el H.R. 1522 es la única compatible con la Constitución y leyes de los Estados Unidos, siendo la respuesta por parte del Congreso al reclama de igualdad de los ciudadanos americanos viviendo en Puerto Rico. 

Como parte de los deponentes a favor del H.R. 1522 están la reverenda Carmen Cabrera, presidenta del Concilio de Fe de la Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC); la doctora Christina Ponsa-Kraus, profesora de derecho constitucional de la Universidad de Columbia; y el profesor de derecho de propiedad de la Universidad Interamericana de Puerto Rico, Andrés L. Córdova.

González Colón, líder republicana en asuntos insulares del Comité de Recursos Naturales, hizo las siguientes expresiones al comienzo de la vista: 

“Gracias, señor presidente.

Hoy el Comité está llevando a cabo una segunda audiencia sobre el estatus político de Puerto Rico, luego del referéndum del 3 de noviembre en el que una clara mayoría de los votantes de la Isla eligieron la estadidad. Asimismo, hace dos días el Departamento de Justicia emitió un informe sobre la perspectiva constitucional y legal de los proyectos de ley que tenemos ante nosotros.

El H.R.1522, la Ley para la Admisión de Puerto Rico como Estado, que presenté con el congresista Darren Soto, reconoce y respeta que Puerto Rico, a través de las urnas, rechazó el estado territorial actual y votó por la estadidad.

El H.R. 1522 constituiría la respuesta del Congreso a los votantes de la isla. Hace una oferta formal de estadidad a los ciudadanos americanos de Puerto Rico, que tendría que ser ratificada en un referéndum auspiciado por el gobierno federal. Como reconoce el DOJ, el H.R.1522 no impone ni fuerza la estadidad al pueblo de Puerto Rico. Nos da poder, ya que tendríamos la última palabra sobre el asunto a través de nuestro voto, el único proceso de autodeterminación verdadero y probado. El proyecto de ley sigue el precedente establecido para Alaska y Hawaii, estableciendo un proceso vinculante y autoejecutable para admitir a Puerto Rico como Estado en caso de que la mayoría de los votantes lo favorezca.

El otro proyecto de ley, HR 2070, ignora descaradamente la voluntad de los votantes de Puerto Rico y tiene serias fallas constitucionales, según el Departamento de Justicia.

Durante nuestra última audiencia también quedó claro que este proyecto de ley intenta engañar a los votantes en Puerto Rico al establecer un complicado proceso de convención de estatus en el que algunos delegados podrían pensar en opciones de estatus fantasiosas o inconstitucionales. Incluso llega a decir que el Congreso estaría obligado a ratificar cualquier opción que surja de este proceso, algo que el Congreso no puede obligarse constitucionalmente a hacer como ha señalado explícitamente el informe del Departamento de Justicia.

El DOJ también declaró que las únicas dos opciones de estatus no territorial consistentes con la Constitución de los Estados Unidos son la estadidad y la independencia. No necesitamos una convención de estatus para decirle esto al Congreso o al pueblo de Puerto Rico. Cualquier otra opción que esa convención presente sería incompatible con la Constitución.

Señor presidente, hace unos días, en un asunto separado, el DOJ anunció que defenderá ante la Corte Suprema la constitucionalidad de la ley que excluye a los residentes de Puerto Rico del Seguro Social Suplementario (SSI).

Algunos miembros del Congreso, incluidos los miembros de este Comité, denunciaron con razón esta decisión, pidiendo una solución legislativa y una solución permanente a este trato desigual.

Es cierto que el Congreso puede aprobar legislación para darle a Puerto Rico acceso a SSI y otros programas federales bajo los cuales estamos excluidos. Como única representante de la isla en el Congreso, he presentado varios proyectos de ley para lograrlo y continuaré avanzando en estos esfuerzos.

Pero es igualmente cierto que un futuro Congreso podría quitar ese acceso y eso se debe a que, como territorio, siempre estaremos a merced del Congreso. Señor presidente, la llamada "paridad" no es igualdad y no es una solución permanente.

Es por eso que debemos respetar el voto de Puerto Rico y apoyar el H.R.1522 porque solo la estadidad garantizará la igualdad plena y permanente para los 3.2 millones de ciudadanos americanos en la isla, y solo la estadidad garantiza la ciudadanía de constitucional.

Ahora, mientras discutimos un camino a seguir en este Comité, también debemos tomar una decisión: ¿vamos a ignorar la voluntad de los votantes en Puerto Rico y pretender que sabemos mejor que ellos? ¿O vamos a apoyar a nuestros conciudadanos en la isla y respetar su voto por la plena igualdad, por la estadidad?

Gracias”.